4to encuentro – Formas Familiares

Arrancamos a partir de las siguientes historias

Algunas historias, ¿algunas familias?

Los Perez’

La trabajadora social del colegio estaba desesperada. Los hermanos Perez no concurrían al colegio desde hace dos semanas. Algunas vecinas le habían contado que Pocho, el mas grande, se lo solía ver en la esquina, con sus 10 años mezclado con los chicos mas grandes, “los de la esquina”.

Tres veces citó a la madre, que no vino con la excusa de que no podía faltar al trabajo. Las vecinas dicen que trabaja en la prostitución y se la pasa durmiendo de día. Del padre no se saben noticias. La abuela, que los cuida cuando no sale a vender casa por casa, las veces que apareció por el colegio manifestó que con el Pocho ella “no puede manejarlo”.

Luego de varios intentos frustrados, la TS decide interponer una acción judicial por abandono de persona (“había que ver los piojos y la mugre con la que concurrían al colegio…”)

El Juez, luego de analizar el tema, decide internar a los 3 hermanos en un hogar, y sacarle la tenencia a la madre, por abandono.

La Mariela”

La Mariela es la hermana mas chica de tres, que quedaron solas cuando la mamá murió de Sida el año pasado. El padre había muerto en un tiroteo hace tres años.

Mariela dejó el colegio y las otras hermanas la echaron de la casa, por lo que vive en situación de calle desde hace tres meses, “parando” en la ranchada de la esquina de los monoblocks.

La trabajadora social de la salita de salud la invita a tomar unos mates cada vez que aparece por el espacio de juegoteca, donde cuando juega no parece de 14 años, sino de 8. Luego de hablar con la referenta de un comedor donde funciona un plan de alfabetización, logran que Mariela sea aceptada como alumna transitoria.

Además, la TS estuvo contactando a varios vecinos. A los que son referentes comunitarios de salud, unos para que vayan viendo como ayudarla con esas cuestiones.

A los de otro comedor, para que la dejen retirar “el taper”, ya que por “problemas de conducta” la habían echado de varios comedores.

Entre el cura y la TS, se reúnen cada tanto con algunos de estos referentes para ver de que formas y con que estrategias pueden seguir acompañándola.

Se agranda la familia”

Valeria y Susana llevan 11 años juntas. Y hace dos se casaron gracias a la Ley de Matrimonio Igualitario aprobada por el Gobierno argentino en 2010. Tenían el proyecto de tener un hijo, y querían darle a ese bebé toda la protección posible. “Más allá de creer o no en el matrimonio, respetamos el marco legal y entendimos que nos facilitaría la vida cotidiana”, explica.

Pero ese proyecto familiar incluía a Hernán, un amigo de ambas que iba a donar sus gametos para la inseminación. Y no sólo eso. “Teníamos claro que no queríamos un donante anónimo, y Hernán deseaba un hijo tanto como nosotras. No es un tío ni un conocido; es un padre muy presente, y que tuviera los mismos derechos que nosotras era importante”, relata Valeria.

El año pasado tuvieron el bebé, lo llamaron Antonio y lo inscribieron a nombre de las dos. Pero Hernán nunca renunció a su derecho a reclamar la paternidad y de hecho se comportó en todos estos meses como un padre activo.

Lean estas historia (basadas en casos reales), analícenlas y comenten que ha pasado.

En cada situación: ¿existe una familia o no? ¿cuál sería y porqué?

Compartimos las primeras resonancias en plenario y luego las consignas.

Entonces planteábamos que construir un concepto de familia puede ser complicado y complejo, donde se pone en juego un aspecto subjetivo, donde hay una tensión entre los lazos de sangre y los de afecto, y además de todo, hay que considerar/contemplar el aspecto de la unidad productiva, y las funciones y roles.

Entonces, decíamos que mas que hablar de “familias” vamos a tomar el planteo de Ricardo Cicerchia, de utilizar el concepto de “formas familiares”.

Ricardo Cicerchia, profesor de historia, hablaba de tres dimensiones que hay que tener en cuenta al momento de analizar las ideas de familia:

“Se hace imprescindible establecer una conexión genuina entre la reflexión de las ciencias sociales sobre la temática familiar y el mapa social de las formas familiares.

De esta manera se enriquece el concepto de familia en tres dimensiones: como categoría analítica, como realidad social y como sujeto de políticas públicas.

La incorporación de la categoría de “formas familiares” en lugar de LA FAMILIA, permite imponer una perspectiva científica y a la vez realista del fenómeno familiar.

Esto implica instalar al grupo familiar como sujeto social -determinado y determinante del contexto global- y como sujeto histórico complejo -receptor de una multiplicidad de sobredeterminaciones étnicas, de clase, de genero, regionales, etc.-.”

Para profundizar este concepto, les di un texto de Cicerchia,

Cicerchia, Ricardo, “Alianzas, redes y estrategias. El encanto y la crisis de las formas familiares”. NOMADAS, 11,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: