Dispositivos de intervención – 23 y 24 de setiembre

Partimos de la siguiente historia

Yo no soy, es él…”

Cuando Jonathan tenia 4 años, su mamá se vino a la Argentina y lo dejó al cuidado de sus abuelas. Ahora tiene 14 años, y hace tres meses (desde Junio) que María, su mamá, lo hizo venir de Bolivia, porque le pudo construir una piecita para él en la casa donde vive con su pareja (Fernando) y las tres hijas en común: Ana, Rosa y Luisa, de 8, 4 y 2 años respectivamente.

 Antes de las vacaciones de invierno, Rosa aparece golpeada en el Jardín varias veces, por lo que la dirección da intervención al Juzgado, que le pide un informe social a la TS de la salita de salud del barrio.

 Dicha TS la cita, y María le cuenta que desde que llegó Jonathan, la situación en la casa “es insostenible”. Jonathan se pelea con su pareja, y las chicas se “desbordan, están muy desobedientes”. María refiere que no puede controlar a Jonathan, y por ende tampoco a las nenas, por lo que les termina pegando a todos. Pero insiste que la culpa la tiene Jonathan: “Yo no soy, es él, que arma todos los problemas, antes estábamos bien”.

 La TS del colegio se entera de todo, y sorprendida por la situación dado que conoce a Maria hace un par de años, le propone a la TS de la salita sentarse a hablar con otros profesionales y/o referentes del barrio que los conocen, a ver que esta pasando y que estrategias se pueden elaborar en conjunto, antes de elaborar el informe

La primer consigna fue dramatizar la siguiente escena:

Se reúnen a compartir la situación (y ver que se puede hacer):

  • la TS de la salita que recibe el pedido del juzgado

  • la TS del colegio

  • la maestra del jardín de las mas chicas

  • la referente del comedor donde dan el taller de computación al que asiste Jonathan

  • Doña Alcira, una señora de caritas de la capilla, que conoce a todas las familias de la villa desde hace mas de veinte años.

En grupos, luego de la dramatización, traajaron las siguientes consignas:

    1. ¿Como cada uno de los actores define (o “ve”) el problema? , y que estrategias despliega y/o propone cada uno?
    2. ¿qué estrategias pensarían ustedes que podría proponer cada actor?
    3. ¿Podrían darse algunas estrategias en común? ¿qué aspectos obstaculizarían o favorecerían el lograr esta estrategia?

Veíamos que cada actor definía el problema a su manera, desde su visión, incluso en contradicción de lo que definía otro de los actores.

En la intervención en conjunto, puntualizámos que cada actor juzgó ya la situación, y en la interacción con otros actores defendía su mirada.

Surgió las pregunta de si el trabajar con actores que tienen diferente relación con el sujeto, diferente vínculo, y diferente mirada y forma de analizar la situación, favorece u obstaculiza el trabajo.

Analizábamos que hay que realizar una distinción entre trabajar con alguien que piensa diferente y alguien que esta decididamente en contra. Tomábamos de Paulo Freire los conceptos de diferente y antagónico para caracterizar a estos dos tipos de actores.

El texto a leer que quedó es de Carballeda, sobre Problemáticas Sociales Complejas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: